947 50 75 75 |

Diferencias entre vinos de crianza, reserva y gran reserva

Diferencias entre vinos de crianza, reserva y gran reserva

El vino está viviendo un momento espectacular, especialmente el Ribera del Duero, del que erróneamente siempre se ha dicho que vivía a la sombra de los vinos de Rioja, pero es algo completamente incierto, porque son vinos bastante diferentes y cada uno con personalidad propia. Con este auge del vino, una experiencia enológica a la que podemos acudir es a una cata de vinos de Ribera del Duero, donde aprenderemos cosas tan importantes como la diferencia de los vinos crianza, reserva y gran reserva.

Crianza

Los blancos y rosados tienen una crianza de 18 meses, de los cuales por lo menos 6 tienen que ser en barrica, En el caso de los vinos tintos, su crianza es de 24 meses y un mínimo de 6 meses en barrica.

Reserva

Los blancos y rosados tendrán una crianza de 24 meses y de ellos, 6 deben ser por lo menos en barrica. En el caso de los tintos de reserva, su crianza será de 36 meses y deben estar al menos 12 meses en barrica.

Gran Reserva

Finalmente, los blancos y rosados tendrán que tener una crianza de 48 meses y un mínimo de 6 meses en barrica. Los tintos tienen una crianza total de 60 meses, de los cuales deben ser como mínimo 18 en barrica.

A pesar de ello hay excepciones, sobre todo con los que tienen que ver con los D.O Ribera del Duero, donde la crianza exige por lo menos un periodo de 12 meses en barrica si hablamos de los vinos tintos.

Hay que tener en cuenta que esto solamente indica el periodo de crianza del vino y no su calidad final debido a que los matices que proporciona la crianza al caldo pueden ser de mejor o peor gusto para las personas, pero la intención de esta entrada es que todo el mundo, pueda conocer cuáles son las principales diferencias entre crianza, reserva y gran reserva en cuanto a la crianza se refiere.

Etiquetas:,